26.10.09

CONFECCIONES

En el barrio es chiste que no sólo se quedó para vestir santos, sino para colmo, también viste novias. Y cose y descose y ajusta y le pone y le quita y esconde rollos ansiosos con más tul blanco y escucha humilde con los alfileres cerrándole la boca.
Y cuando está lista y radiante, le pide que pose en el umbral de su casa y que sonría grande y le saca una foto de cuerpo entero frente a los maravillados vecinos que no sospechan que después la guarda en su álbum no sin antes clavarle una aguja en el corazón.

2 comentarios:

Hippie dijo...

es como pal santiago en 100, esta piola. Un abrazooooo!

Tomas dijo...

tu blog es full...felicitacioens