6.1.06

SILENCIOS QUE MATAN



LMP ha andado por las termas. Con todo el sincero desagrado que le producen las agüitas calientes compartidas con gente con quien jamás pensaría en darse un baño. O sea, la gran mayoría. La cosa es que ahí estaba desenvolviéndose quién les habla, intentando no tragar agua, cuando le vino el horrible flash-back de otras termas. Esas termas con tinas personales en que se ahogó una señora en el privadito de al lado de LMP. A la pobre señora del tur de pelos lila, le dió un paralé con el agüita caliente y como era muda nadie la escuchó. Y de ahí al también horrible flash-back de las pobres jirafitas del zoológico del cerro que se murieron quemadas maldiciendo al cielo en silencio y por sobre todo a los putos loros por tener voz y no aprovecharla para nada más que para decir cara e huevo o leseras por el estilo.