30.8.05

PLANCHA DE PERRO


Sin intentar recordalo siquiera, hoy ha venido a la cabeza de LMP el recuerdo de una tremenda vergüenza de su mocedad. De esas vergüenzas que uno le manda directo al subconsciente para que se haga cargo de eliminarlas o, en el peor de los casos, de reciclarlas. De las vergüenzas que por más antiguas que sean no caducan nunca porque el honor reclama su venganza de tanto en tanto humillándonos nuevamente en el recuerdo. Es así como aparece ante estos ojos el oscuro recuerdo de ese lento. Sí señores, LMP bailaba lentos y, aunque nunca -inocentemente tal vez- entendió el sentido de ese estilo de baile, esa noche en particular, se aferró a ese joven como si en eso se le fuera la vida.

LMP romántica, tímida y lesamente, había soñado tanto con bailar con él y había ensayado tantas noches ese baile, que aunque no se lo mereciera en absoluto, o aunque fuera un error o una broma de mal gusto, se abrazó al macanudo del chaleco azul sonriendo a frenillo batiente y hasta llegó a cerrar los ojos de tanto amor. Y siguió así hasta que Roxette paró de llorar y se prendieron las luces indicando que era el fin de la fiesta.

Hasta aquí de la historia, este baile pudo haber sido otro buen recuerdo que se olvida, pero se convirtió en una vergüenza memorable: LMP al abrir los ojos se dio cuenta que de tanto sonreír, uno de los brackets de sus frenillos estaba enganchadísimo en uno de los puntos del chaleco azul amado. Y entonces, mientras él intentaba separarse, LMP lo apretaba para que la lana no hiciera ese espantoso ruido en sus frenillos y lo apretaba fuerte sabiendo, con el pesar de su alma, que era la primera y última vez que lo haría.

Logró zafar LMP, pero a costa del más profundo dolor, comprenderán ustedes. Lo único que queda por esperar ahora es que él sí haya logrado borrar ese lento de su memoria. Bueno, y que no lea este post, por supuesto.

31 comentarios:

javisanfeliu dijo...

Y el humor, esa cosa que nace en medio de la guata, no apretó, no ajustó el frenillo? Madurar tiene lo suyo. es divertirijillo. Eso de las casas donde penan es sólo people meter.

Good night

Rodrigo dijo...

Grande Perra!
Seguro ese macanudo aun guarda ese chaleco, y obviamente nunca arregló el punto.
Sabe que la boca de LMP estuvo ahí. Cosa que no todos pueden decir.

Facinerosa dijo...

¡¡Desgraciados frenillos!!, siempre haciendo la vida más vergonzosa de lo que debiese ser, para muestra dos botones: frenillos y choclo; frenillos y chocolate que alguien que te gusta te regala y cometes el error de comerlo altiro, por pura gula.

Juan Carlos dijo...

Oops.
Vergonzoso.
Sin embargo, si yo fuera él, no me hubiera importado mucho.
J.C.

LMP dijo...

Pero si a los trece años el mundo es más serio que nunca!

Saori dijo...

Seguro el macanudo nunca olvidará tus apretones.

Jaja pobre LMP!!!! cosas que pasan.

Cheshire dijo...

ja, grande LMP!
cómo lograste sacar de lo más recondito de tus recuerdos tal lento. Yo tengo totalmente sepultados tales acontecimientos de mi vida, de hecho, no los recuerdo :P...
Y
dudo que el cabro lo haya olvidado, sorry :P

Saludos!!:D
JCM

GALO dijo...

Bueno LMP, te tengo la solución: Lobotomía, es tan sencillo como extraer de tu cerebro la sección que contiene ese recuerdo.

Quien la practica es el doctor Pavlov, que si no está de acuerdo con mi diagnostico, te puede enseñar trucos faciles, que nunca olvidaras, tal como mantener el hocico cerrado mientras baila un lento y no babearle el chaleco al pinche can masculino que te acompaña.

Besos de perro para LMP.

Don Noxín dijo...

Para que veas, perrita querida, las ventajas de la ortodoncia contempránea, donde ahora los brackets se colocan por el lado de adentro de los dientes..

Carerraja dijo...

Miralo por el lado amable:

Menos mal que el chaleco no era color azul eléctrico, sino además te electrocutabas.

Salu2,
Carerraja
ficcionenpulpa.blogspot.com

Daniel Méndez dijo...

Jajaja... excelente...

Me recordaste muchas planchas de mis años mozos...

Un saludo, tu blog rocks!!

jaimePL dijo...

jajajaja..debe haber sido el castigo por bailar roxete y lento más encima. Por último una de poison o def lepard.
En todo caso el chaleco debe de haber sido de esos de acrílico con cuello polo mas fome que la cresta...así que filo.

Saludos LMP!

Sergio Coddou dijo...

el pobre púber puede haber pensado que LMP se lo quería comer con chaleco y todo!!!

:: ritalin :: dijo...

Jajajaja, qué plancha!!...
Pero como dice el buen Sanfe, los frenillos son divertirijillos.
Y que te quede como inmolación a la verguenza, que al menos ahora la repartiste entre tus lectores, así que podrás sentir como se aguó.
Machitún virtual, ponte tú.
Salu2

Vero dijo...

Jajjajjaaaa...
Uno de los mejores recuerdos púberes que he leído en mucho, mucho tiempo.
De esos que uno quiere que se le olviden pero que siguen siendo parte del fuero interno de cada uno a pesar de los años.
Por ahí tengo algunos míos bien guardados.
v.

Piotr! dijo...

Actualmente pienso que no sería una gran plancha, quizas ni plancha.

Pero cuando somos cabros, todo nos da verguenza, y en ese contexto QUE LATA!!

saludos LMP
Piotr!

frñs dijo...

ooooo la media plancha, yo no me acuerdo de ninguna, en fin, esa que te pasó fue muy graciosa, pero en su momento tiene que haber sido terrible

saludos LMP!

maru dijo...

Eres valiente, LMP, yo no habría sido capaz de contar una historia así porque esas son las primeras que elimino de la cabeza.

Al menos tuviste la oportunidad de bailar ese lento con él, eso tampoco se olvida.

manena dijo...

creo que esa madre todavia esta zurciendo el chaleco de ese pobre mozalbete

F dijo...

Creo que la peor vergüenza fue comerse las ¨ en la U de vergüenza.

Si, soy un fiel discipulo de Mario Banderas y defensor de la RAE y no, no me da vergüenza decirlo.

Javi dijo...

frenillos...lo peor...yo tenía 14 cuando me sacaron los mios y fue un punto clvae...la vida antes y después de la ortodoncia...pero velo de este punto...ese pobrecillo puber que trataba de escapar de ti porque pensó que querias retenerlo ahora al leer tu post se debe estar muriéndo de rabia.....

rosypussy dijo...

Perrita ni me digas que todos los días borraría algo de mi existencia
de hecho hoy quiero borrarme enterita.
see u arround
rp

LMP dijo...

A LMP la tenían muy nerviosa las cremillas también, recién hoy me enseñaron a hacerlas. LMP jamás sería discípula de Mario, pero así le decían en honor a su preocupación por el idioma.

LMP dijo...

Alguien debería humillarse con LMP!

LMP dijo...

Oiga Rossy, está buena su foto, o mejor dicho y en vistas de la pose, bueno su poto.

Malayo dijo...

excelente

Pedrote dijo...

No importa, todos rtenemos caidad. Un amigo dijo eso y, misteriosamente, se pegó tremendo costalazo jajajaj...en fin, queda cordialmente invitada la señorita muy perra a visitar mi blog.
Saludos

perrachoca dijo...

Buenísimo, me reí a carcajadas, me acordé de mis propios frenillos, y esos frenos horribles que iban por fuera, transformándome en caballo, o yegua para dejar claro el sentido del sexo. O esas planchas tremendas de ser la más alta de todos y bailar lento con unos pendex que eran tres años mayores que yo pero me llegaban a las pechugas, pechugas que no existían claro y ni a ellos ni a mí parecían interesarles, y así sucesivamente. Ufff, la galería del horror adolescente!!!!!! Y también la maravilla, la maravilla de la libertad de creerse grande y poderosa y dueña de uno misma. Y nada...apenas una pequeña plebeya queriendo ser princesa...pero con pachorra, igual. Buenísimo tu post, LMP, buenísimo tu blog. Nos veímos en de ahí.

marcelynux dijo...

jajaja realmente vergonzoso pero créeme hay cosas peores en mis tiempos de frenillos, recuerdo que, gracias a la pasión que me invade en ciertos momentos maltrate bastante mis labios y peor aun, una vez me enganche en la cabellera de mi hermana . En el momento fue una lata ahora no pasa de ser una anécdota divertidísima.
Saludos

fresa salvaje dijo...

Creo que una vez me sucedió lo mismo. De hecho no fue una, sino varias veces. Y eso que usé frenillos como dos años no más. Lo más vergonzoso fue cuando mepasó con mi primer novio, aunque queríamos estar "enganchandos" todo el día, no era precisamente por medios de los frenillos. Igual nos separamos y me siguió queriendo.Aunque le rompí el chaleco.
buen buen blog.

LA CUCARACHITA dijo...

jajaj me diverti mucho leyendo esto
bueno quien no a pasado una plancha
bueno espero q visites mi blog y me dejes algun coment de lmp
lacucarachita.blogspot.com